Terapia de pareja

La terapia de pareja es una forma de terapia psicológica que se usa para tratar la angustia en las relaciones tanto de individuos como de parejas.

Propósito
El propósito de la terapia de pareja es restaurar un mejor nivel de funcionamiento en las parejas que experimentan angustia en las relaciones. Las razones de la angustia pueden incluir habilidades de comunicación deficientes, incompatibilidad o un amplio espectro de trastornos psicológicos que incluyen violencia doméstica, alcoholismo, depresión, ansiedad y esquizofrenia. 

El enfoque de la terapia de pareja es identificar la presencia de insatisfacción y angustia en la relación, e idear e implementar un plan de tratamiento con objetivos diseñados para mejorar o aliviar los síntomas de presentación y restaurar la relación a un nivel de funcionamiento mejor y más saludable. La terapia de pareja puede ayudar a las personas que tienen quejas de intimidad, problemas sexuales y de comunicación.

Precauciones
Las parejas que buscan tratamiento deben consultar los servicios de un profesional de salud mental que se especialice en esta área.

Se debe informar a los pacientes que la honestidad, el suministro de toda la información necesaria, la cooperación, el cumplimiento de las citas a tiempo y el deseo sincero de cambio y mejora son imprescindibles para aumentar las posibilidades de un resultado exitoso. Además, la voluntad de trabajar “hacia” y “con” el proceso de tratamiento es esencial.

Compromiso con la terapia

Se debe informar a las parejas que la cooperación es vital para el proceso. Las parejas deben tener el deseo de modificar y / o cambiar los comportamientos disfuncionales. La honestidad y la apertura emocional es un componente necesario para el tratamiento. Los resultados no pueden ser garantizados. El psicoterapeuta generalmente proporcionaría un extenso proceso de evaluación durante la cita inicial. Este proceso de evaluación de parejas generalmente incluye información en profundidad sobre el problema de presentación y la evaluación de ocupaciones, educación, empleo, desarrollo infantil, historia paterna, abuso de sustancias, religión, historia relacional, médica, legal y psicológica pasada, en la forma una entrevista. El psicoterapeuta puede diseñar el mejor curso de planificación del tratamiento. Se pueden indicar pruebas y mediciones psicológicas adicionales inicialmente o según surja la necesidad durante el proceso de tratamiento.

Fin de la terapia
El tratamiento generalmente toma varios meses o más. Una vez que la pareja ha desarrollado habilidades adecuadas y ha mostrado un mejor nivel de funcionamiento que es satisfactorio para ambos, entonces el tratamiento puede terminarse. Es importante tener conciencia de los comportamientos de prevención de recaídas y de los comportamientos recurrentes. Se alienta a los pacientes a regresar al tratamiento si aparecen síntomas de recaída. Las visitas de seguimiento y la terapia psicológica a largo plazo se pueden organizar entre las partes si esto se decide mutuamente según sea necesario y beneficioso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies